Miles de personas recorren Valencia en contra de una reforma "injusta, ineficaz e inútil"