Una mina amenaza la supervivencia de una veintena de pueblos abulenses