Ministro de Ecuador reconoce que la crisis evidencia la dependencia del petróleo