El Nikkei cede un 0,32 por ciento pese a la depreciación del yen