El Nikkei cierra la semana al alza para situarse cerca de los 9.000 puntos