El Nikkei cierra en tablas con la mirada puesta en Europa