La OIT advierte que la crisis del empleo puede durar 8 años y pide un Pacto Mundial