Obama advierte de que no elevar el límite de deuda puede provocar una segunda recesión