Obama consigue la primera señal de apoyo a su plan de estímulo económico