Obama reitera que la seguridad energética de EEUU pasa por invertir en energías limpias