"Es una demolición laboral"