El PIB de la OCDE se ralentiza una décima en el cuarto trimestre, hasta el 0,5%