El PNV alerta de una difícil recuperación si el Gobierno ahora "sólo apaga el fuego"