El PP dice que el pacto energético se retrasa, pero no lo da por roto