Pedro Sánchez propone costear las pensiones con un impuesto a la banca y otro a las transacciones financieras