Portugal espera que, si dan condiciones "más ventajosas" a España, se apliquen a todos los países rescatados