Rajoy garantiza lealtad pero pide al Gobierno que hable "a calzón quitado con las CC.AA."