Recortes para esquivar la quiebra