Renault asegura que la supuesta red de espionaje no interceptó ningún secreto crítico