Repunte de los mercados asiáticos, impulsados por Wall Street