Rosell rechaza la reforma de la formación del Gobierno y recuerda que el dinero "lo ponen las empresas"