Rubalcaba pide un pacto urgente