Ryanair lanza una campaña en la que se burla del rescate y la crisis en España