Salgado asegura que no hay más flexibilidad para pagar el fondo que la que marca la ley