Salgado confía en la UE