Salgado señala la educación y la energía como las reformas pendientes