Salgado recuerda que las autonomías aceptaron limitar su endeudamiento