La 'marea blanca' vuelve a echarse a las calles de Madrid