La bolsa de Sao Paulo sufre su segunda caída consecutiva con una baja del 0,78%