Sarkozy anuncia tras la huelga general que se reunirá con los sindicatos