Sebastián incide en el consumo del producto español para salvar 120.000 empleos