El Senado italiano aprueba el plan de austeridad promovido por Berlusconi