La emergencia por sequía recorre casi todas las cuencas hidrográficas españolas