Solbes admite que España aún no ha tocado fondo