Sólo el 7% de tabaco procedente de Gibraltar se consume en el Peñón, el resto entra en Europa como contrabando