Strauss-Kahn advierte a los gobiernos de una guerra entre divisas