Telefónica se hace cargo del ERE