El Tesoro adjudica 3.500 millones en bonos y reduce su interés