El Tesoro logra colocar 3.500 millones en bonos a 3 años con un coste menor