El Tesoro coloca 2.000 millones de euros en la primera emisión del déficit eléctrico