Trichet se muestra cautelosamente optimista respecto al crecimiento económico