La Troika y Chipre intentan desbloquear el rescate del país y evitar la bancarrota