La UE y el FMI preparan el rescate