La UE, dividida sobre el adelanto de fondos europeos para combatir el paro