La UE confía en que el rescate financiero a Irlanda calme a los mercados