Valeriano Gómez dice que el erario público no debe asumir los costes de empresas con beneficios