Van Rompuy y Barroso defienden el euro y confían en recuperar la estabilidad