Vivienda tendrá que adaptarse a la Ley de Igualdad