Wall Street vuelve a la calma tras la escalada de la semana pasada