Zapatero admite "dificultades y problemas" en la economía española